Instituto de Protección Animal abrió debate sobre corrida de toros en Bogotá

Aunque la temporada taurina de 2020 en Bogotá se realizó, sin tener mayor acogida; desde el Instituto de Protección Animal, IDPYBA, aseguran que será el Congreso de la República el que determine la continuidad de estos eventos en 2021.

Desde hace varias décadas, diferentes sectores de la ciudad han impulsado y defendido la prohibición definitiva de los eventos taurinos en la capital y se han realizado manifestaciones masivas como la icónica ¨22E¨, en la que participaron cerca de 30.000 personas en inmediaciones de la Plaza de Toros la Santamaría.

Por esta razón, desde el IDPYBA se reactivaron las charlas virtuales “Zoocialicemos”, un espacio que busca involucrar a la ciudadanía y a diferentes sectores de la ciudad para generar discusión sobre temas relacionados con el bienestar de los animales.

Ya se llevó a cabo el primer debate de “Zoocialicemos”, dedicado a la actividad de tauromaquia en Bogotá, en el que se evidenció la necesidad de acelerar un cambio social que contribuya a la eliminación de prácticas que generen daño a las condiciones físicas, emocionales y de vida de los animales.

La discusión sobre la posible desaparición de la tauromaquia giró en torno a que los toros de lidia, raza de los (Bos primigenius Taurus) que se utilizan para estas prácticas, son especies concebidas mediante selección artificial y que, por lo tanto, su desaparición no generaría un impacto a los ecosistemas.

Natalia Parra

“Criar seres de una raza específica para torturarla deja mucho qué desear de una sociedad. Nos pone a pensar: ¿qué valoramos más en una sociedad: los recursos económicos o las vidas?”, dijo Natalia Parra, subdirectora de cultura ciudadana y gestión del conocimiento del IDPYBA.

También se discutió sobre el decaimiento que hay de la tauromaquia en estos tiempos de coronavirus, pero también sobre los grandes retos que hay al respecto, teniendo en cuenta que esta práctica es legal en Colombia.

Ariel Ávila

“En una sociedad que se dice democrática, liberal y progresista, no se puede aceptar la tortura contra cualquier ser sintiente como una forma de entretenimiento” dijo Ariel Ávila, analista de El Espectador e invitado especial al Facebook Live del IDPYBA.

De igual manera, Ávila aseguró que para aspirar a construir una sociedad en paz y que tramite sus conflictos de manera pacífica, es necesario dejar de brindar espectáculos violentos donde se torture a los animales, teniendo en cuenta que no solo se trata de las corridas de toros, sino también de las peleas de gallos, entre otras prácticas de este tipo.

Entre las conclusiones del debate se destacó que un ser humano no puede causarle dolor a otro ser sintiente, aún si esta práctica está normalizada. De modo que para promover un cambio de conciencia y abolir prácticas como la tauromaquia, se debe gestionar desde una perspectiva pedagógica y no solo desde sentimientos de ira e indignación.

Así mismo, el IDPYBA ratificó que continúa trabajado para fortalecer junto a la ciudadanía el sentido de respeto por todas las formas de vida y las diferentes especies, así como rechazar todos aquellos espectáculos que vulneren la vida y dignidad de los animales.