El Ayuntamiento de Cádiz quitará el Premio Libertad Cortes de Cádiz al ex presidente Álvaro Uribe

La Junta de Gobierno Local ha iniciado los trámites para retirarle la distinción concedida en 2009 por los delitos de los que se le acusa en Colombia y por los que se encuentra bajo arresto domiciliario.

El vocero de la Junta de Gobierno de Cádiz, asegura que los cargos «hablan bastante de la poca catadura del personaje» y señala que podrían ser tipificados de «lesa humanidad»

Álvaro Uribe recibe el “Premio Libertad Cortes de Cádiz” en Madrid, otorgado por la entonces alcaldesa Teófila Martínez y en presencia del Príncipe de Asturias, hoy Rey de España Felipe VI y su esposa Letizia.

La Junta de Gobierno Local ha iniciado los trámites para retirar el Premio Libertad Cortes de Cádiz al ex presidente Álvaro Uribe Vélez. Este galardón fue concedido por el Ayuntamiento de Cádiz en 2009 al mandatario suramericano en la que fue primera edición de una distinción creada con motivo del Bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812.

Martín Vila, que ha ejercido de portavoz del equipo de Gobierno tras la Junta Local, ha explicado que este premio ya estuvo rodeado «de mucha controversia porque ya entonces había demostrado muy poco respeto a las libertades en su país«. En este sentido, ha recordado que hubo movilizaciones por parte de más de un centenar de organizaciones y entidades sociales de todo el país «que provocaron que Álvaro Uribe no pudiera recibir el premio en la ciudad» y tuviera que ser entregado en Madrid, que contó la presencia de la entonces alcaldesa Teófila Martínez y del Príncipe de Asturias, hoy Rey de España Felipe VI.

Vila explica que esta decisión se toma ahora «por los últimos acontecimientos que se han dado en Colombia«, por lo que hace un mes organizaciones como la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y el Comité Óscar Romero, han pedido que se llevase a cabo la retirada de este honor.

El teniente de alcalde ha recordado que Uribe se encuentra ahora mismo bajo arresto domiciliario decretado por la Corte Suprema de Colombia  y se le acusa, entre otros, «de pertenencia a banda armada, tortura, asesinatos, desapariciones, fraude procesal, soborno y de atentar contra los derechos humanos entre otros crímenes«.

A juicio de Vila, «esto habla de la poca catadura del personaje al que se le dio un premio y de lo impropio e inconveniente que una ciudad como Cádiz, reconocida mundialmente como tierra de libertad, pluralidad y diversidad, siga teniendo un reconocimiento a tan deshonroso personaje«.

A preguntas de los periodistas, Vila no entró de lleno en el asunto pero le dio un plus de gravedad a los delitos de los que se acusa a Uribe «porque son delitos que se podrían tipificar de lesa humanidad, que se podrían perseguir por la justicia universal«.

Este premio se concedió entre 2009 y 2015 y el último lo dio el PP el día antes de dejar el equipo de Gobierno. En este caso, consecutivamente fueron galardonados Álvaro Uribe en 2009; el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez (2010); el ex presidente brasileño Lula Da Silva (2011); el Rey de España en aquel entonces, Juan Carlos I (2012); el presidente uruguayo José Mujica (2013); el escritor peruano y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa; y los opositores venezolanos Antonio Ledesma, leopoldo López y María Corina Machado.

A partir del momento que el partido de derecha el PP perdió las elecciones, el nuevo equipo de Gobierno decidió eliminar los denominados premios Cortes de Cádiz a la Libertad y, posteriormente, en todas sus modalidades.

Septiembre 20 de 2020

Escrito por en 20 septiembre, 2020. Archivado en INTERNACIONAL. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.