https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-138887048-1

El Banco de Alimentos de Bogotá pide «héroes» para servir a los necesitados

Un importante banco de alimentos en Bogotá, está pidiendo a las personas y organizaciones locales que se asocien con ellos para atender a cientos de miles de personas en riesgo en la zona.

«Es importante que las personas estén bien alimentadas y tengan una cultura de buenos hábitos, [y que acompañen a los más pobres para que sus hijos puedan ir a la escuela, y que los adultos mayores sean puestos en puestos de trabajo«, dijo el Padre Daniel Saldarriaga, director ejecutivo del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Bogotá.

El Banco de Alimentos de Bogotá es una fundación completamente autosuficiente que comenzó en 2001 con el objetivo de responder al llamado del Papa Juan Pablo II en la Carta Apostólica «Novo Millenio Ineunte«.

El banco tiene un grupo de 126 colaboradores que sirven como «puente» que une a los más necesitados y les permite llegar a más de 313.000 personas en condiciones de riesgo en Bogotá.

Este banco de alimentos actualmente atiende a más de 61.000 niños, 22.000 jóvenes, 24.000 adultos, 10.000 ancianos y 47.000 familias.

Saldarriaga explica que existe la necesidad de una mayor participación de la comunidad para continuar satisfaciendo las necesidades de los atendidos por el banco de alimentos, incluidos los niños y los ancianos, los enfermos y los discapacitados.

El banco de alimentos ha lanzado una nueva campaña, solicitando a individuos y organizaciones que donen alimentos, artículos de tocador, productos de higiene personal, así como otros artículos y servicios que se asignan y distribuyen a las ONG registradas en el banco.

Para recibir este apoyo, las ONG deben demostrar que trabajan con una población vulnerable para proporcionar alimentos u otra asistencia material.

Padre Daniel Saldarriaga, director ejecutivo del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Bogotá

Saldarriaga dijo que la campaña está invitando a las personas a «ser héroes» aliviando el sufrimiento de sus vecinos.

Por ejemplo, dijo el sacerdote, un héroe es alguien que “en lugar de tirar productos que no pudieron vender, los entrega para que los envíen a organizaciones donde pueden mejorar las condiciones de vida y las situaciones vulnerables”.

En nuestro país, solo conseguimos utilizar dos tercios de lo que producimos, cosechamos o comercializamos, el resto se desperdicia. Es por eso que en Colombia estamos contribuyendo a la cantidad de personas que padecen hambre”, dijo.

Además de proporcionar alimentos para los pobres, el banco de alimentos de Bogotá está trabajando para crear una cultura de nutrición sana y saludable y luchar contra la cultura de la mendicidad.

«No está bien que estemos haciendo mendigos. Necesitamos aliviar el hambre y luchar contra la pobreza. De lo contrario, seguiremos realizando trabajos que parezcan muy interesantes, pero que no tengan el efecto positivo de que realmente brindemos dignidad a la calidad de vida de las personas que más la necesitan «, enfatizó Saldarriaga.

El sacerdote también hizo hincapié en la importancia de trabajar con los jóvenes. Deben tener oportunidades que les permitan «tener el sueño de prepararse para el lugar de trabajo y participar en la economía«, dijo.

Junio 20 de 2019

Escrito por en 24 junio, 2019. Archivado en SOCIEDAD. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.