Roger Waters en Bogotá: Un viaje visual y sensorial con Pink Floyd

Nosotros y ellos“, de eso se trata todo. “Us + Them“, así bautizó Roger Waters a su última gira, la que lo tiene llenando estadios por Sudamérica y la que lo traerá al Estadio El Campín de Bogotá el próximo miércoles 21 de noviembre. No faltarán los clásicos de Pink Floyd ni tampoco las canciones de su etapa solista.

El tema que da nombre al tour es de 1973 (del disco The Dark Side of the Moon), pero sigue tan vigente como toda su música. Según Waters, el set list incluirá “una mezcla de material de mi larga carrera, cosas de mis años con Pink Floyd y algunas canciones nuevas“.

Fue específico al declarar: “Probablemente el 80 por ciento será material antiguo y el 20 por ciento será nuevo, pero estará todo conectado por un tema general. Será un espectáculo genial, lo prometo. Va a ser tan espectacular como todos mis shows lo han sido“.

La etapa latinoamericana, que comenzó el 9 de octubre en San Pablo, Brasil, y que concluye en 9 de diciembre en Monterrey, México, es la última de una serie de shows. Roger Waters había dado inicio a este tour en mayo del año pasado en los Estados Unidos, que atravesó Europa y Oceanía hasta llegar al hemisferio sur.

Así como sus shows con Pink Floyd, las actuaciones en vivo de Roger Waters se destacan por su compleja producción audiovisual y un sistema de sonido que apunta a lograr una experiencia única. Además de ofrecer una súper producción, el británico tiene una sensibilidad que traspasa el espectáculo en sí.

Sudamérica y la libertad

Siempre a favor de las víctimas, el ex Pink Floyd siempre tiene un gesto en favor de los derechos humanos y la protección del medio ambiente, el británico ha dicho: “Estoy en contra del surgimiento del fascismo en todo el mundo, y como creyente de los derechos humanos, y eso incluye el derecho de protesta pacífica dentro de la ley, yo prefiero no vivir bajo el mando de alguien que dice que la dictadura militar es una cosa buena“. Durante sus conciertos shows proyecta desde la pantalla gigante del escenario textos que dicen: “Resistir el neofascismo. En Estados Unidos, Donald Trump. En Hungría, Orbán. En Francia, Le Pen. En Austria, Kurz. En Reino Unido, Farage. En Polonia, Kaczinsky. En Rusia, Putin. En Brasil, Bolsonaro“.

Hace pocos días durante su concierto en Uruguay, Roger Waters tampoco propugnó por el derecho palestino a la autodeterminación y fue partícipe de la charla “Encuentro con Roger Waters: Palestina y los derechos humanos hoy“. La liberación palestina es un tema que siempre ha inquietado a Waters y no quiso dejar pasar la oportunidad de demostrarlo. En Santiago de Chile se reunió con la viuda del legendario Víctor Jara, y en Buenos Aires acompañó a León Gieco con el tema La memoria.

Como dice su gira, desde el título, siempre hay un ellos y siempre hay un nosotros. En Bogotá sus miles de seguidores esperan con ansia verlo interpretar los temas inmortales de los álbumes de la banda que compartiera con David Gilmour (The Dark Side of The Moon, The Wall, Animals y Wish You Were Here), un juego de luces como solo un Pink Floyd puede ofrecer y una sensibilidad a prueba del tiempo. Ante la duda, siempre es mejor estar del lado Roger Waters de la vida.

 Noviembre 21 de 2018

GALERIA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *