Construcción de la PTAR Canoas fundamental para descontaminar el Río Bogotá

Con el anuncio del cierre financiero para invertir 4.5 billones de pesos para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR Canoas en el municipio de Soacha, se inicia una nueva etapa en la descontaminación del Río Bogotá.

La PTAR Canoas se convierte así en la obra más importante en materia ambiental en Colombia en los últimos años. Se trata de una deuda con el Río Bogotá que se remonta décadas atrás y que la Administración de Enrique Peñalosa salda para el bien de los habitantes y de las futuras generaciones.

¿Quiénes lo harán?

De los 4 billones de pesos destinados para el desarrollo de esta obra, el Distrito Capital, la Gobernación y la CAR han definido el cierre financiero, con aportes de 2,94 billones por parte del Distrito (64,4%), 1,5 billones por parte de la CAR (33,33%), y 61 mil millones de la Gobernación (1,35%). Definido el cierre financiero de la planta Canoas, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá podrá contratar en el año 2018 los diseños detallados del tratamiento secundario y así iniciar su construcción en el año 2020.

María Carolina Castillo Aguilar, gerente General de la EAB, explica la importancia de la obra: “En el 2024 la obra debe estar terminada, pasando un año de acompañamiento y asistencia en la operación para entrar en funcionamiento. Son dos obras importantes: la primera (que ya se encuentra en ejecución) es optimizar técnicamente la capacidad de tratamiento de la PTAR Salitre, pasando de 4 m3 a 7.1 m3 y además pasando de un tratamiento primario a un tratamiento secundario con desinfección como lo exige el Concejo de Estado y se debe poner en operación en el año 2021. La segunda obra es la PTAR Canoas que ya con este cierre financiero empezamos la estructuración del proceso de contratación con tratamiento primario y secundario, 16m3 con desinfección, que debe empezar obra entre 2019 y 2020″

¿Cómo se hará?

El plan consiste en limpiar el 100% de las aguas residuales de Bogotá. Si bien ya existe la planta de tratamiento Salitre, que se encarga de limpiar el 30% de las aguas residuales de la ciudad, el 70% restante se hará mediante una nueva Planta de Tratamiento de Aguas Residuales – PTAR Canoas con un costo de 4,5 billones de pesos que será contratada en esta administración y que además tratará el 100% de las aguas residuales del municipio de Soacha.

¿En dónde?

La nueva planta que se construirá para sanear el río Bogotá será en Soacha, en un predio adquirido en la primera administración Peñalosa por un valor de 29 mil millones.

¿Quiénes se beneficiarán?

Se espera que con esta obra se logrará el saneamiento de las cuencas Fucha, Tunjuelo, Tintal y del municipio de Soacha, beneficiando aproximadamente a 7,3 millones de habitantes, ubicados en las localidades de Santafé, San Cristóbal, Usme, Candelaria, Rafael Uribe, Fontibón, Kennedy, Bosa, Puente Aranda, Mártires, Tunjuelito, Antonio Nariño.

¿Qué permitirá desarrollar?

Además de continuar con el programa del saneamiento del río Bogotá, que se encuentra muerto por las actividades agrícolas que afectan su ecosistema, por la mala disposición de residuos sólidos, por los vertimientos directos de aguas residuales domésticas y vertimientos clandestinos realizados por las curtiembres y otras  industrias.

El Gobierno Distrital asegura que esta obra permitirá el desarrollo de Ciudad Río donde este recurso hídrico se volverá protagonista de la ciudad, en la medida en que será el primer lugar de encuentro e integración social de la Bogotá futura.

Según este proyecto, el río se convertirá en el eje articulador de la región donde los ciudadanos de todos los municipios se encuentren con un objetivo común: disfrutar del agua y la naturaleza para ser más felices, como ocurre en otras grandes ciudades del mundo.

El Alcalde Peñalosa asegura que más de 1,2 millones de personas tendrán la oportunidad de vivir, trabajar y hacer deporte frente al agua. Así cuidarán el río, humedales y demás ecosistemas aledaños que lo conforman.

Octubre 11 de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *