Sembrando la memoria de los “falsos positivos”

En un acto simbólico se recordó a Fair Leonardo Porras, uno de los jóvenes de Soacha asesinados por miembros del Ejército colombiano durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Los familiares de las víctimas rechazaron los beneficios que otorgó la Justicia Especial de Paz a militares por estos casos, mal llamados “falsos positivos”.

Con el eslogan #NOfalsosPositivosEnLaJEP buscan hacer llegar su mensaje. Su argumento es que las ejecuciones extrajudiciales fueron crímenes de lesa humanidad que no estuvieron relacionados con el conflicto.

Luz Marina Bernal, madre de Fair Leonardo Porras, fue rodeada de tierra y plantas en sus pies. El objetivo de esta iniciativa, llamada Cuerpos Gramaticales, es sembrar la memoria para no olvidar y exigir justicia y verdad.

El acto se hizo para conmemorar la ejecución extrajudicial de Fair Leonardo Porrras Bernal, uno de los 11 jóvenes desaparecidos en enero 2008 y presentados como guerrilleros muertos en combate en Ocaña (Norte de Santander).

El objetivo de este acto simbólico es dignificar y honrar a la memoria de las víctimas de los mal llamados falsos positivos a través de la siembra de plantas.

Más de 103 organizaciones derechos humanos se reunieron en la Plaza de Bolívar para conmemorar a las más de 4.000 víctimas de ejecuciones extrajudiciales del país.

Más de 30 defensores de derechos humanos y familiares de víctimas fueron rodeados por tierra y plantas. Algunos cubrieron su cuerpo completamente para simbolizar la persistencia de su lucha por la verdad y la justicia.

 

“Cuidar, regar y sembrar es un acto reflexivo. Es una catarsis colectiva frente a las huellas que dejó la guerra”, aseguran los familiares de víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

Para las familias de las víctimas los “falsos positivos” fueron crímenes de lesa humanidad que no estuvieron relacionados con el conflicto, sino que respondieron a una práctica nefasta para recibir beneficios individuales a través de ascensos y remuneraciones económicas en las Fuerzas Armadas.

Las fotos de decenas de víctimas de ejecuciones extrajudiciales también estuvieron presentes en el acto conmemorativo.

“La apuesta de los familiares de las ejecuciones extrajudiciales es por sembrar su cuerpo como esperanza, significarse como la primera semilla que han sido”, dicen los organizadores del evento.

Uno de los reclamos de las víctimas en esta jornada simbólica fue rechazar los beneficios que la Jurisdicción de Paz (JEP) ha otorgado a militares procesados por los mal llamados falsos positivos.

Fotografías: Cristian Garavito – #GalaxyS8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *