Esmad lanzó gas lacrimógeno contra niños y adultos en condición de discapacidad que protestaban contra el alcalde Peñalosa

Un lamentable hecho en contra de niños en condición de discapacidad ocurrió ayer miércoles en Bogotá, los menores con sus padres protestaban contra la Administración de Enrique Peñalosa por su decisión de reducir sus bonos alimentarios, en ese momento fue lanzado un gas lacrimógeno que los afectó.

El ataque a los menores ocurrió durante una protesta en la Plaza de Bolívar de Bogotá contra reducción de subsidios en pasajes de Transmilenio y recortes en bonos de alimentación.

Todo transcurría en calma, hasta cuando hizo su aparición en la Plaza de Bolívar el Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD enviados por el alcalde Peñalosa, donde además de las personas en condición de discapacidad también se encontraba un grupo de transportadores, de un momento a otro, la fuerza policial lanzó gases lacrimógenos a la multitud en la que se encontraban los menores.

“La policía y el Esmad no pensó en los niños en condición de discapacidad…les echaron gases lacrimógenos….les dije al policía que se dieran cuenta…les roge que se dieran cuenta….”, dijo una madre en medio del llanto.

Fueron minutos de angustia para los menores que recibieron el gas, uno de ellos con parálisis cerebral tuvo que ser trasladado de urgencia a un centro asistencial.

“Se agacho, destapó un tarro y así lo colocó, cuando vimos fue que salió esa humarada… entonces solo me le lance al niño así y lo tape con mis brazos…..y a mí me cayó porque yo por tapar a mi hijo no me pude tapar la cara”… dijo otra madre afectada por la acción policial.

El alcalde Enrique Peñalosa dijo a través de su cuenta en Twitter que se podría tratar de un “accidente”, tratando de disculpar la actuación de la Policía, sin embargo, el concejal Hollman Morris reveló un video en donde se comprobó que uno de los uniformados sí había lazando el artefacto.

Ante esta evidencia el burgomaestre tuvo que rectificar y prometer una investigación.

Twitter 1

Twitter 2

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, por su parte aseguró, “Las ultimas evidencias fílmicas dan una realidad, que es un comportamiento de un Policía, este comportamiento es individual, no acorde a los protocolos establecidos, ni fue ordenado dicho procedimiento”, explicó el oficial.

No tiene ninguna justificación porque la Administración de Peñalosa ordenó la intervención del Esmad, si la marcha de personas en condición de discapacidad estaba autorizada por la misma Alcaldía de Bogotá y transcurría en total calma.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *