25 años cumple el polémico cruce de piernas de Sharon Stone en “Bajos Instintos”

‘Bajos Instintos’ (‘Basic Instinct’) 1992, llegó a los cines de Estados Unidos un 20 de marzo de hace 25 años y acabó convirtiéndose en una de las películas más icónicas de todos los tiempos. Y eso fue gracias, entre otras cosas, al polémico cruce (y descruce) de piernas que protagonizó una Sharon Stone sin ropa interior. Sin embargo, la actriz y el director Paul Verhoeven no comparten la misma opinión en cuanto al rodaje de la famosa escena se refiere, que sorprendentemente no estaba en el guion de Joe Eszterhas. Te lo contamos todo a continuación junto con otras curiosidades de la exitosa cinta que recaudó 352 millones de dólares en todo el mundo.

La versión del director

“Cualquier actriz sabe lo que se va a ver si le pides que se quite la ropa interior y apuntas ahí con la cámara. Ella incluso me dio las suyas como regalo. Cuando Sharon miró el resultado de la escena en el monitor, no tuvo ningún problema (…) Pero cuando vio la escena rodeada de otras personas, incluidos su agente y su publicista, se volvió loca. Todos le dijeron que esa escena arruinaría su carrera, así que Sharon vino y me pidió que la quitase. Le dije que no. ‘Tú aceptaste, y te enseñé el resultado’, le dije, y ella me respondió: ‘Que te jodan’. Pero Sharon no te va a contar eso, seguro que no”.

La versión de Sharon Stone

“Cuando la rodamos, iba a ser una insinuación, pero Verhoeven me dijo: ‘Se puede ver el blanco de tu ropa interior, necesito que te la quites’. Él me aseguró que no se vería nada, así que me quité la ropa interior y se la metí en el bolsillo de la camisa. En aquella época no existía la alta definición, por eso cuando miré al monitor realmente no se veía nada”.

Sharon le dio una bofetada a Verhoeven

Todo cambió cuando Stone vio la polémica escena en la gran pantalla: “Me quedé en estado de shock. Al terminar la película, me levanté, me acerqué a Paul Verhoeven y le di una bofetada”, confesó la actriz.

La cláusula del contrato de Douglas

Sharon Stone acabó enseñando más de la cuenta, pero no podemos decir lo mismo de su compañero, quien especificó en su contrato que no podían grabar ningún desnudo frontal de su cuerpo.

Michael Douglas no quería trabajar con Sharon Stone

Michael Douglas no quería que contrataran a Stone porque la consideraba “una actriz de segunda”, pero el director siempre creyó en ella.

Las otras Catherine Tramell

Kim Basinger, Julia Roberts, Michelle Pfeiffer y Demi Moore fueron algunas de las actrices que rechazaron el papel.

Los otros Nick Curran

Richard Gere, Mel Gibson y Kevin Costner también fueron considerados para el papel, pero al final escogieron a Michael Douglas.

La escena interminable

Para rodar la escena de sexo entre Douglas y Stone se necesitaron cinco días, pero no utilizaron ningún doble de cuerpo.

Intentaron boicotear el rodaje

Varias asociaciones LGTB de San Francisco intentaron boicotear el rodaje porque se sintieron ofendidos por la imagen que proyectaba la película sobre las mujeres bisexuales.

Tenía otro título

La película iba a llamarse ‘Love Hurts’ (‘El amor duele’) en honor al título de una de las novelas de Catherine Tramell.

Un guion de tres millones de dólares

Por el guion de ‘Bajos Instintos’ Joe Eszterhas cobró tres millones de dólares, el cual escribió en tan solo 10 días.

Fue nominada a tres Razzies

Sí, la película recibió tres nominaciones a los anti-Oscars: peor actor (Michael Douglas), peor nueva estrella (Sharon Stone) y peor actriz secundaria (Jeanne Tripplehorn).

Tuvo dos versiones

Bajos Instintos’ se estrenó en Estados Unidos con 42 segundos menos de metraje que la versión que llegó después a Europa.

Una secuela fallida

Bajos Instintos 2: adicción al riesgo’ (‘Basic Instinct 2: Risk Addiction’, 2006), así se llamó la secuela fallida de la icónica película de los 90. Y es que esta cinta solo recaudó 35 millones de dólares en todo el mundo.

Fotos: TriStar Pictures

Escrito por en 22 marzo, 2017. Archivado en CULTURA. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *