‘Adopta un monumento’ llega a la Plazoleta del Rosario en Bogotá

Una campaña denominada ‘Adopta un monumento’, orientado a preservar las esculturas y fachadas históricas de la ciudad, fue puesta en marcha este martes para encontrarles ‘padrinos’ a diferentes puntos históricos de la Capital a lo largo de 2017.

Se trata de una estrategia promovida por el Concejo y a cargo de la Alcaldía de Bogotá, orientada a velar por el patrimonio histórico de la capital. La apuesta en Bogotá es por la cultura ciudadana, más que por sanciones y multas y no es para menos: solo en 2016 se tuvieron que invertir $675 millones para borrar grafitis en obras y fachadas patrimoniales de la ciudad.

Adopta un monumento’ arranca con la Plazoleta del Rosario, ubicada en pleno centro de Bogotá, frente a la sede de la Universidad del Rosario, monumento que a finales de 2016 fue sometido a una intervención que obligó a la instalación de barreras para impedir que, como se había vuelto costumbre tras cada restauración, desadaptados la llenaran de grafitis.

Busca ‘padrinos’ pretende que quienes quieran velar por su cuidado y que le apuesten a su conservación histórica, la defiendan, sobre todo, de quienes la han deteriorado con grafitis. Su protección se enmarca en el programa ‘Adopta un monumento’.

De acuerdo con Mauricio Uribe, director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural IDPC, lo que se busca es establecer alianzas como la alcanzada con la Universidad del Rosario para que el centro educativo, los estudiantes, docentes y todos aquellos que se sientan identificados con este lugar se conviertan en sus ‘padrinos’ y eviten que sea degradado, lo que se traduce también en costos para la ciudad.

“Una vez restaurado, el patrimonio no se protege con un policía. Es con conciencia ciudadana, con cultura ciudadana, lo importante aquí son las campañas de sensibilización, que todos entendamos que el patrimonio cultural es colectivo”, explicó Uribe.

Iván Piñeros, jefe de planeación y gestión de la Universidad el Rosario, explicó que se van a realizar varias actividades para que los estudiantes se apropien de este espacio, “pero también todas las personas que trabajan cerca o que pasan mucho tiempo al día en esta Plazoleta. Una de ellas, por ejemplo, es que vamos a disponer de plantas, y que cada quien ponga en ella lo que quiere sembrar para el futuro en este espacio público”.

El proyecto como tal no está exento de la controversia, pues hay quienes señalan que al encerrar la Plazoleta se atenta contra el espacio público y se impide su disfrute a la ciudadanía.

Con la campaña ‘Adopta un monumento’ se pone en marcha así un Acuerdo del Concejo de Bogotá de diciembre de 2015, que le puso la tarea a la Administración Distrital de promover la participación, sin ánimo de lucro, de los sectores público y privado en la restauración, preservación y defensa de los bienes conmemorativos, esculturas y otros bienes culturales ubicados en el espacio público de la ciudad.

 

Escrito por en 8 febrero, 2017. Archivado en CULTURA. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *